uso-movil-adolescentes-holamobi

Cinco consejos definitivos sobre el uso del móvil en adolescentes

El smartphone sólo puede traer ventajas siempre y cuando hagamos un uso responsable de él. Estas son algunas recomendaciones ‘obligatorias’ para el buen uso del móvil en adolescentes

La tecnología móvil está integrada en nuestras vidas como una herramienta capaz de hacer de mapa, termómetro, cámara de fotos o despertador. Tan integrada en nuestro día a día como en el de los adolescentes de la casa. Siguiendo las recomendaciones adecuadas, el uso del móvil en adolescentes tiene numerosos beneficios.

La restricción sin medida del uso del móvil y el ordenador en adolescentes resta oportunidades a los adultos del futuro. Lo que sí es importante es que los padres lo gestionen con unas normas basadas en una utilización responsable del smartphone.

Hay que tener en cuenta que la edad legal para utilizar Whastapp es 13 años y cuando se trata de Facebook o Instagram es de 14 años. Aunque la media en España está en 12 años.

Poner horarios. Aunque crea que es el dueño del mundo, tu hij@ adolescente necesita unas normas en cuanto a horarios de uso. El móvil mejorar la comunicación y las habilidades sociales de los jóvenes, pero es necesario preservar espacios para estar en familia y con los amigos sin estar mirando las notificaciones.

Prevención en la Red. Debemos educar a los menores de los posibles peligros que se pueden encontrar en Internet. Más aún si ya disponen de redes sociales. Es fundamental alertarles de que no compartan información o fotografías con cualquiera. Así podremos minimizar los riesgos de ser víctimas de ciberdelincuentes.

Descarga de apps. Sobre todo si es menor de 14 años es importante que los padres revisen la descarga gratuita o de pago de aplicación en el móvil. Pueden solicitar información personal del menor o tener contenido inapropiado. Para facilitar esa comunicación el menor hay que transmitirle la existencia de esos posibles peligros.

Dar ejemplo. Si los papis se pasan el día ‘enganchados’ al smartphone es difícil poder exigirle los mismos a los adolescentes de la casa. Uno de los primeros pasos que debemos seguir es seguir nuestras propias recomendaciones y hacer un uso responsable de nuestro móvil.

Buen uso. Igual que intentamos proteger a nuestros hijos de cualquier daño online, también debemos educarles en ello. Recuérdale que no debe emplear la tecnología para mentir, herir o engañar a otra persona.