Llega el roaming ¿gratis? a Europa

Los titulares sobre la situación del roaming en Europa se repiten uno tras otro en los últimos meses, pero una única pregunta ronda especialmente la mente del dueño de cualquier smartphone: ¿tendremos que seguir pagando extras al usar el móvil en el extranjero? Aunque todo indica que no por ahora la respuesta sigue estando en el aire.

Lo que sí podemos y está en nuestra mano es informarnos y saber exactamente a qué se deben estos últimos movimientos.

roaming europa

Para empezar, debemos resolver una cuestión básica: ¿qué es exactamente el roaming? Se trata de la itinerancia que se produce cuando un usuario de una operadora de telefonía móvil sale al extranjero y necesita hablar o navegar por internet. Para ello, la operadora con la que tiene contratada su tarifa necesita usar la red de otra compañía. En Europa los clientes sólo pueden acceder al servicio de roaming si su operadora de origen ha llegado a algún acuerdo con una operadora del país de destino y puede así usar sus redes. La Comisión Europea anunció recientemente una serie de medidas dirigidas a la definitiva desaparición del roaming a partir de junio de 2017, aunque sus primeros pasos no fueron muy acertados. La primera de esas medidas era la de imponer un límite de 90 días al año en los que el usuario podía llamar y usar internet sin esos extras. Las reacciones negativas no se hicieron esperar y la ejecutiva dio un paso atrás.

Ahora que todo sigue en el aire, nos surge una nueva pregunta, quizás la más importante: ¿qué supondrá para los clientes la desaparición del roaming? ¿tendrá un efecto positivo o perjudicial para el usuario español? La idea es que todos los europeos puedan usar su tarifa nacional cuando estén en otro estado miembro. Es lo que se llama Roam like at Home. En principio, la CE conseguiría con esto terminar con las tarifas abusivas por parte de las operadoras. Sin embargo, los operadores de los países receptores que deberán dar cobertura a los turistas de la UE aseguran que este cambio implica una gran inversión para garantizar la calidad del servicio. Lo preocupante es… esa inversión, ¿supondrá un sobrecoste para los usuarios de a pie?

roaming

Algunos expertos afirma que sí. De hecho, el bloguero y especialista Ignacio del Castillo afirma en su blog Tecnoestrategias de Expansion (recogido también por Movilzona) que esta situación y el propio contexto de nuestro país “obligará” a los operadores españoles a vender los datos a los turistas extranjeros por debajo de sus costes y, en consecuencia, a subir los precios domésticos.

Y no sólo lo dicen los expertos, la propia CNMC ha indicado que es muy probable que los operadores españoles tengan que subir hasta un 7% los precios a todos los españoles para cubrir esas pérdida.

Tras varias jugadas y viendo cómo la pelota se lanza de un extremo a otro, a los usuarios sólo nos queda esperar y ver cuáles son las condiciones que definirán al famoso roaming a partir del año próximo.